Salud

Nuestra cría da una especial importancia a este ámbito tratando de producir sujetos no afectados por las patologías genéticas de la raza. Sin embargo, debe decirse que seleccionar también quiere decir dar valor a las cualidades morfológicas, del carácter y actitudinales; por lo tanto, no solamente a las sanitarias. Como afirma el estándar de raza, el Lagotto es un perro bastante rústico que no tiene problemas particulares y goza, en general, de buena salud. Pero no es invulnerable. A este propósito, hay patologías a las que el Lagotto puede estar sometido:

 

La displasia de cadera consiste en una malformación de la articulación coxo-femoral (cadera) que se desarrolla durante el crecimiento del perro. La cadera es una articulación formada por la cabeza del fémur y el acetábulo; esquemáticamente, esta articulación puede compararse con una esfera que gira dentro de una taza.

En los cachorros afectados por la displasia, la falta de congruencia entre la cabeza del fémur y la cavidad acetabular y la inestabilidad asociada de las cabezas articulares causan, con el movimiento del perro, un desgaste progresivo de los márgenes articulares que resulta en la degeneración del cartílago articular. Con el tiempo, se desarrolla una artritis crónica progresiva y dolorosa, que a veces incapacita al sujeto afectado. De hecho, si una esfera se mueve dentro de una cavidad perfectamente formada cuyos centros correspondientes son concéntricos, la estructura tendrá siempre una excelente estabilidad. Si, en cambio, la esfera y la cavidad no son perfectamente concéntricas, se genera una incongruencia que hace que la estructura sea inestable.

¿Cuáles son las causas que lo determinan?

La displasia de cadera es una patología multifactorial, es decir, numerosos factores, ya sean genéticos, ambientales y nutricionales, entran en juego durante su desarrollo y, en particular, en la determinación de su gravedad. Es necesario subrayar la importancia del factor hereditario, ya que las alteraciones estructurales de la displasia de cadera que se encuentran en la base del proceso se atribuye, ante todo, a un defecto de origen genético.

Componente genético: el modo de transmisión hereditaria está determinado por muchos genes y, por lo tanto, es poligénico. La enfermedad puede transmitirse de un progenitor a un descendiente, incluso si el progenitor no tiene displasia, ya que es un portador sano de los genes de la enfermedad. De hecho, la displasia no se expresa en todos los sujetos genéticamente afectados, sino sólo en una parte de ellos. La herencia genética de los padres puede considerarse libre de displasia no solo cuando ellos mismos no se ven afectados, sino incluso si todos sus hermanos, hermanas, abuelos y tíos no fueran displásicos. Por lo tanto, para saber si una persona no afectada por la displasia es también un reproductor que no transmite esta enfermedad en sus descendientes, debemos conocer su grupo genético, evaluando así todo su parentesco.

Componente ambiental: en la expresión de la extensión de la patología, también intervienen importantes factores ambientales, como la dieta, el tipo y la cantidad de ejercicio físico, posibles traumas y posibles enfermedades concomitantes. Estos factores ambientales pueden afectar el grado de displasia, de ahí la gravedad de la expresión de la enfermedad, pero, en general, no puede afectar la presencia o ausencia de esas malformaciones que subyacen a la displasia.

Trato de la Fundación de Salud Animal (Cremona).

La displasia de codo es una alteración de la formación de la articulación del codo del perro, que en casos graves puede provocar cojera y artritis. La patología tiene un componente principal poligénico, pero también se ve favorecida por factores ambientales. Algunas razas caninas están más predispuestas que otras a desarrollar el trastorno. En el caso del lagotto Romagnolo, incluso en los casos que la displasia de cadera es de gravedad severa, la del codo generalmente es inexistente (ED 0.)

La epilepsia juvenil benigna (BFJE) es una enfermedad neurológica hereditaria del Lagotto Romagnolo que se manifiesta a través de crisis epilépticas en cachorros afectados de 5 a 9 semanas de edad, y que regresa espontáneamente alrededor de la semana 8 a 13. Los perros afectados muestran síntomas neurológicos con ataxia generalizada e hipermetría. No se encontraron anomalías en las pruebas de laboratorio siguientes (electromiografía, resonancia magnética).

Para qué es la prueba genética?

La prueba genética permite de identificar el genotipo de los reproductores que se asignan  al acoplamiento para reducir el inicio de la mutación responsable de la epilepsia juvenil del Lagotto Romagnolo.

Posibles resultados de la prueba genética:

  • Tipo Salvaje/ Normal, genotipo:
  • N / N El perro tiene ambos alelos normales N, por lo que no desarrolla la enfermedad y transmite el alelo normal al 100% de la descendencia.
  • Heterozygous / Portador, genotipo:
  • N / MUT El perro tiene un alelo normal N y un alelo mutado MUT. Es un sujeto portador, que tiene un 50% de probabilidad de transmitir el alelo mutado a su descendencia.
  • Homocigoto mutado, genotipo:
  • MUT / MUT El perro tiene ambos alelos mutados MUT. El animal tiene una alta probabilidad de desarrollar la enfermedad y transmite el alelo mutado al 100% de la descendencia.

En el campo reproductivo, la siguiente tabla ilustra los métodos de transmisión de la enfermedad genética a la descendencia, dependiendo del genotipo de reproducción. Se recomienda realizar estas pruebas, simplemente extrayendo sangre en EDTA, antes de planear parejas para evitar el nacimiento de sujetos afectados.

Referencias bibliograficas Seppälä EH, Jokinen TS, Fukata M, Fukata Y, Webster MT, Karlsson EK, Kilpinen SK, Steffen F, Dietschi E, Leeb T, Eklund R, Zhao X, Rilstone JJ, Lindblad-Toh K, Minassian BA, Lohi H. LGI2 truncation causes a remitting focal epilepsy in dogs. PLoS Genet 7: e1002194, 2011

Esta patología no pretende ser una enfermedad real pues el perro no sufre de ninguna manera. De hecho, los perros afectados por el Furnishing tienen un pelaje diferente al típico; tienen patas y hocico de pelo corto en comparación al resto del cuerpo que, sin embargo, no presenta el rizo habitual. También aquí, como en JE, se descubrió el gen que causa esta patología y funciona de la misma manera; saludable ( F/F o AA/TT), portador (F/F o AA/tt) y afecto, siendo este último evidente que no es probado.

Recientemente, una nueva enfermedad neurodegenerativa se ha identificado en la raza del Lagotto Romagnolo. Los antecedentes genéticos de la enfermedad se han estudiado mediante una colaboración entre la Universidad de Helsinki y la Universidad de Bem en Suiza. De este estudio, se presume que se ha encontrado una mutación patogénica. Un total de 1300 Lagottos fueron analizados (usando muestras proporcionadas para otros fines) como parte de la investigación. De todos los perros analizados, el 11% eran portadores de la mutación recesiva y solo el 1% estaba afectado.

El desorden del almacenamiento del Lagotto Romagnolo se caracteriza por un movimiento desordenado, como si el perro vacilara. Algunos de los afectados también sufrieron movimientos oculares involuntarios (nistagmo) y cambios de comportamiento como la agresividad. La aparición de los primeros síntomas de la enfermedad es muy variable, generalmente alrededor de los 23 meses, y aproximadamente en un periodo de entre 4 meses y 4 años. La enfermedad tiene una penetrancia incompleta, de hecho, 3 de cada 25 perros analizados con la mutación no tenían síntomas clínicos. El signo clínico más relevante se caracteriza por la presencia de ataxia. La condición de la degeneración es progresiva y los perros afectados alcanzan el punto de ser suprimidos. A nivel patológico, el material que no se almacena debido a la enfermedad, se acumula en las neuronas y otras células del cerebro, causando la muerte de estas últimas y si disfunción. Además del trastorno de almacenamiento, también se encontró una atrofia cerebral progresiva (AC) en la raza. Los signos clínicos y la hora del inicio son similares entre los dos trastornos diferentes y, por lo tanto, no es posible realizar un diagnóstico basado únicamente en los síntomas del perro. La causa genética de la atrofia cerebral progresiva aún no se ha identificado, pero hay investigaciones en curso que tienen como objetivo arrojar luz al asunto.

¿Para qué es la prueba genética?

La prueba genética permite identificar el genotipo de los reproductores que se asignan al acoplamiento para reducir la aparición de la mutación responsable de la enfermedad de almacenamiento lisosomal del Lagotto Romagnolo.

Posibles resultados de la prueba genética:

  • Tipo Salvaje / Normal, genotipo:
  • N / N El perro tiene ambos alelos normales N, por lo que no desarrolla la enfermedad y transmite el alelo normal al 100% de la descendencia.
  • Heterozygous / Portador, genotipo:
  • N / MUT El perro tiene un alelo normal N y un alelo mutado MUT. Es un sujeto portador, que tiene un 50% de probabilidad de transmitir el alelo mutado a su descendencia.
  • Homocigoto mutado, genotipo:
  • MUT / MUT El perro tiene ambos alelos mutados MUT. El animal tiene una alta probabilidad de desarrollar la enfermedad y transmite el alelo mutado al 100% de la descendencia.

En el campo reproductivo, la siguiente tabla ilustra los métodos de transmisión de la enfermedad genética a la descendencia, dependiendo del genotipo de reproducción.

Referencias bibliograficas Kyöstilä K, Syrjä P, Jagannathan V, Chandrasekar G, Jokinen TS, Seppälä EH, Becker D, Drögemüller M, Dietschi E, Drögemüller C, Lang J, Steffen F, Rohdin C, Jäderlund KH, Lappalainen AK, Hahn K, Wohlsein P, Baumgärtner W, Henke D, Oevermann A, Kere J, Lohi H, Leeb T. A missense change in the ATG4D gene links aberrant autophagy to a neurodegenerative vacuolar storage disease. PLoS Genet 11: e1005169, 2015.

 

Agradecemos a Edith Van Der Kuiji por el enlace de YouTube que nos permite ver a una mujer afectada por Ataxia Cerebelosa y que nos muestra las características de la enfermedad:

https://www.youtube.com/watch?v=brg5dlV9Ej4

IMG-20140106-WA0000

La alopecia estacional o alopecia de flanco es una enfermedad que afecta principalmente a las hembras de esta raza. Es una patología hormonal que se desencadena por un conflicto entre las hormonas de la perra. Las hembras perderán su pelaje en las áreas de las caderas durante este período y luego lo volverán a reponer en la primavera. No hay problemas de naturaleza física, sino sólo de estética.

Otra cosa de extrema importancia para nuestros queridos amigos peludos son los dientes.

El estándar de la raza admite 3 tipos de dientes:

– Tijera

– Pincer

– Tijera inversa.

También hay dos tipos de cierres anómalos que deben entenderse como defectos graves siempre y cuando causen descalificación en exposiciones de belleza:
– Prognatismo
– El cognatismo